jueves, 10 de mayo de 2012

Cristiano, el 'regalo' de Bankia

Cristiano, el 'regalo' de Bankia
Caja Madrid financió en 2009 el fichaje de Cristiano Ronaldo con un crédito de 76,5 millones
La caja pública, controlada por Esperanza Aguirre, se transformó en 2010 en Bankia y ahora necesita 10.000 millones.
El verano de 2009 fue caliente en Madrid.
Florentino Pérez había recuperado la presidencia del Real Madrid y necesitaba urgentemente una carretada de millones de euros para financiar su segundo proyecto y hacer frente a la supremacía deportiva del FC Barcelona.
Decir que tiró la casa por la ventana es poco.
En poco más de una semana fichar a Cristiano Ronaldo (94 millones de euros) y Kaká (65).
Más adelante también caería Benzema (45).
Para ello necesitó 150 millones nuevos de trinca.
¿Y qué entidad pública acudió gozosa a la llamada de Florentino?
Lo habéis adivinado. Caja Madrid, presidida entonces por un amigo íntimo de Esperanza Aguirre, Miguel Blesa.
En 2011 Caja Madrid, que amenazaba ruina por culpa de la burbuja inmobiliaria y por inversiones a diestro y siniestro en proyectos políticos del PP, se privatizó y se convirtió en Bankia con un ex ministro y amigo de José María Aznar, Rodrigo Rato, como nuevo presidente.
El cuento ha terminado esta semana, cuando se ha sabido que Bankia deberá ser salvada por todos nosotros con más de 10.000 millones, una suma que da miedo junto a los 270 millones que exige el consejero de Economía, Andreu Mas-Colell, de más al gobierno español para el ejercicio de 2012.

Cuando dio el crédito a Florentino los gestores de Caja Madrid ya se encontraban bajo sospecha por su participación activa en el mercado inmobiliario y porque habían cortado el grifo del crédito a las familias y las pequeñas empresas.
La ministra de Economía, Elena Salgado, y el propio presidente, Rodríguez Zapatero, se "sorprendió" por el crédito concedido por una entidad pública para pagar dos jugadores de fútbol, Cristiano Ronaldo y Kaká.
En algunos ámbitos externos a la central lechera la operación fue calificada de escandalosa, y había motivos.
La parte del crédito concedida por Caja Madrid (76,5 millones) tenía una carencia de dos años.
Hasta el verano del año pasado el Madrid no tuvo que volver ni un céntimo en la caja, que ya caía a pedazos.
El interés también era, por decirlo suavemente, de amigo: el euríbor más dos puntos, muy por debajo del 7% con el que se financiaba Caja Madrid con las polémicas participaciones preferentes.

Viendo las críticas lógicas que despertó la operación, Caja Madrid se tuvo que defender con una comparecencia de Miguel Blesa: "No entiendo las críticas.
¿Por qué debemos discriminar a una empresa que da espectáculo a miles der personas cada domingo? "

El préstamo al Madrid por Cristiano Ronaldo también se puso sobre la mesa en su transformación en banco.
El crédito de 76,5 millones fue incluido como una garantía para obtener liquidez por parte del Banco Central Europeo.
Bankia también incluyó en este paquete otras grandes préstamos concedidos por Caja Madrid a empresas españolas.
La mayoría eran sociedades de un grupo empresarial presidido por Florentino Pérez, ACS (208,9 millones), Acciona (170,7) y FCC (100,1).

La connivencia de Florentino Pérez en el Madrid tocó techo en su primera etapa de presidente, en la que gestó el conocido pelotazo, que le permitió ingresar 500 millones de euros en 2000, exactamente la suma de dinero que se gastó en fichajes hasta el final de su mandato.
No se puede negar que es un buen gestor.

76.5 millones son los que concedió Caja Madrid al club para gastarlos en fichajes.
149.5 millones son los que gastó Florentino en Cristiano y Kaká.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada